Viernes, 14 de mayo de 2021. Con el propósito de acompañar a la población y conocer de primera mano la situación que vive el Valle del Cauca y su capital sobre la situación de Derechos Humanos en el marco del Paro Nacional y contribuir a la apertura de espacios de dialogo con los diferentes sectores, la Comisión de Paz de la Cámara de Representantes  sesionó hoy en la ciudad de Cali.

Esta sesión, presidida por el Representante Luis Alberto Albán y acompañada por las y los Representantes, Juanita Goebertus, María José Pizarro, León Freddy Muñoz, Ángela María Robledo,  Abel David Jaramillo, Jorge Eliecer Tamayo y John Jairo Hoyos, contó con la participación de organizaciones defensoras de derechos humanos, sociedad civil de los diferentes puntos de resistencia en la ciudad de Cali y otros municipios, quienes en conjunto manifiestan una enorme preocupación por la violación a los derechos humanos en el marco del paro nacional por parte de la fuerza pública.

“Hasta la fecha se ha logrado tener un balance de 26 asesinatos en la ciudad de Cali, más de 150 desaparecidos de los cuales 44 se han localizado, y de ellos 24 personas presentan lesiones en su cuerpo; desde fracturas de clavícula y brazos hasta heridas por impactos con armas de fuego. Más de 209 personas han sido detenidas y más de 500 personas con heridas leves se han atendido en las brigadas de salud y centros de atención”. Indicaron las organizaciones defensoras de derechos humanos quienes a su vez, denunciaron entorpecimiento de sus labores por parte de la Policía Nacional y la Defensoría del Pueblo al negar información sobre el estado y paradero de las personas detenidas.

La ciudadanía presente en la sesión, dentro de la cual se destaca la Minga Indígena, la población Misak, las comunidades afro y campesinas, manifiestan una gran preocupación por los hostigamientos, persecución y ataques por parte de la policía pero también por personas que de civil han hecho presencia en los puntos de manifestaciones y con armas de fuego han atentado contra la gente.

En este sentido, la solicitud que se hace por parte de las organizaciones defensoras de derechos humanos y la ciudadanía, es una conexión entre ellos y la institucionalidad con el fin de realizar una completa caracterización de la situación en el marco de estas protestas, así como una comisión de esclarecimiento de la verdad.

Las y los congresistas de la Comisión de Paz expresaron solidaridad y apoyo a la comunidad vallecaucana e instaron al Gobierno Nacional, la desmilitarización con el fin de garantizar el derecho legítimo a la protesta social y de esta manera avanzar en la construcción de mesas de dialogo.

Por su parte, el Representante Luis Alberto Albán, expresa que no puede obviarse el papel del Acuerdo Paz firmado en La Habana, que trae consigo herramientas que permiten la apertura democrática que reclama el país, insiste en que la solución está en avanzar en un dialogo incluyente y de manera expresa solicitará la desmilitarización de la protesta social y las plenas  garantías para la movilización democrática.

Finalmente, desde el Partido Comunes, se insiste en que la solución fundamental está por empezar a implementar el Acuerdo Paz de La Habana, el cual trae consigo herramientas que permiten la apertura democrática que reclama el país, además de brindar soluciones a las problemáticas que actualmente se viven, también, legislar a favor de la defensa de los derechos humanos y realizar control político donde se expongan las denuncias recibidas para que las entidades responsables respondan.