27 de diciembre de 2020

Apagaron otro faro. Fue asesinado Manuel Alonso Villegas más conocido como «Romel» o «Carmelo» en la vía que conduce de Florida, Valle, a Miranda, Cauca.


Manuel fue militante del M-19. Después de la desmovilización de ese grupo, fue fundador del grupo Jaime Batemán Cayón que operaba en el Valle, Cauca, Tolima y Quindío. Posteriormente ingresó a las FARC y luego de caer preso fue incluido en la lista de reincorporados a la vida civil, obteniendo la libertad y concentrándose en el ETCR ubicado en el corregimiento de Monterredondo, municipio de Miranda.

Desde ahí, en la actualidad, dirigía con otros reincorporados y líderes sociales una empresa de fabricación y estampado de camisetas, conocida como «La Leyenda» en la ciudad de Cali. En los últimos días, se dedicaba al apoyo de causas sociales y comunitarias de líderes campesinos e indígenas del norte del Cauca y sur del Valle, coadyudándoles en la gestión de sus proyectos.


El crimen de Manuel Alonso Villegas se suma a la ya larga lista de excombatientes que dejaron sus armas después del proceso de paz y que han sido asesinados a lo largo y ancho del país.

Debe cesar la horrible noche. Necesitamos garantías para nuestra participación política. Soñar y construir un país más justo no puede costarnos la vida. Manuel dedicó gran parte de su vida a los desfavorecidos, los de a pie. Su último trayecto en la vida lo dedicó en el ETCR ubicado en el corregimiento de Monterredondo, municipio de Miranda.


Tus semillas, tu sueños y anhelos serán la cosecha de la nueva Colombia con la que soñaste.

Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común