(22 jul de 1948 – 04 de nov de 2011)

En el año 2010 el presidente Juan Manuel Santos, al inicio de su mandato, hace la petición a través del emisario Enrique santos Calderón a Alfonso Cano máximo jefe de Las FARC-EP de conversar. Iniciándose intercambios confidenciales indirectos. Siendo el político revolucionario y conductor guerrillero quien iniciara los cimientos del Acuerdo de Paz firmado el 24 de nov de 2016. El Proceso se dio con una comisión exploratoria quien desde la confidencialidad en Cuba (febrero-agosto 2012), elaborara una agenda de 6 puntos. Pedestales para iniciar los diálogos con el régimen colombiano, nacía una Esperanza con el comienzo de las conversaciones el 18 de octubre del mismo año en Oslo Noruega y que continuaron en noviembre, Habana Cuba Isla de la Libertad

a pesar que el país atravesaba por un momento especial donde se estaban sentando las bases a la salida política negociada al conflicto padecido por más de 5 décadas; el Territorio Nacional permanecía militarizado en una ofensiva sin precedentes contra la fuerza guerrillera. En consecuencia el comandante Alfonso Cano es traicionado en su confianza y asesinado con infamia el (4-11-2011) siendo el primer golpe a la Paz, por las fuerzas militares del mismo gobierno con quien iniciara las paces hacia la apertura del Acuerdo de Paz.

Ese día bien temprano las cordilleras del Patía fueron testigas de los cordones verdes de soldados bajando al encuentro de helicópteros para ser trasladados a la operación. Lo que menos nos imaginamos. Haciéndonos hipótesis que su retirada podría ser por el actuar de los comandos, o por los llamamientos recurrentes de las comunidades de la necesaria solución estatal a los derechos sociales, de parar las violaciones a los Derechos Humanos y al Territorio.

Nuestras conjeturas se fueron descartando ante el anuncio de los medios (caracol y RCN) que estaba herido, o que podría ser Pacho chino o el jefe de guardia del comandante de Las FARC-EP. Incluso hablaban que estaba pacho detenido otras veces que era el jefe de la guardia. La incertidumbre y preocupación se fueron apoderando de nosotros y de las comunidades mientras transcurría el día.

A las 9 de la noche se conoció la noticia de la consumación de la vida del forjador permanente de la Paz con justicia social en la vereda Chirriadero entre los municipios de Morales y Suárez en el departamento del Cauca, a través de la Operación Odiseo combinada con las diversas ramas de las FFMM. Sin interesar el duro golpe que le dieron a la PAZ al asesinar el principal artífice de los cimientos de una opción posible distinta a la violencia.

Invitamos a todos y a todas quienes no queremos que el país siga sumido en la intimidación y el terror, a hacer suyo El Acuerdo de Paz, a trabajar por La Implementación en su integralidad, para que las próximas generaciones no tengan que padecer la insensata guerra declarada por quienes han gobernado los destinos de la nación colombiana. Siendo los mismos que han declarado «hacer trizas El Acuerdo» en detrimento de los derechos sociales, políticos, económicos y culturales de las comunidades rurales, urbanas y de firmantes de Paz. Declarando el exterminio, la estigmatización y la muerte a líderes sociales, defensores y defensoras de Derechos Humanos y a quienes desde la firma del Acuerdo le apostamos a la construcción de paz con Justicia Social.

Marcela María

Firmante de Paz en Reincorporación