Ocho días completamos en esta peregrinación por la vida y la paz. Se mantiene activo el apoyo, la solidaridad y voz de aliento de diversos sectores de la sociedad. Hemos recibido el cariño de quienes aspiran a construir la paz en Colombia y eso es un aliento muy valioso en nuestras jornadas.


Las actividades del día de ayer en nuestro campamento de peregrinaje se desarrollaron en un ambiente de ánimo, buena moral y colaboración colectiva, como ha sido desde el inicio en esta suma de voluntades que reclaman respeto a la vida.


Contamos con la presencia de nuestro camarada el senador Julián Gallo (Carlos Antonio Lozada), quien conversó con los peregrinos sumando su entusiasmo al de la colectividad para impulsar con decisión este esfuerzo que nos ocupa.


Así mismo, recibimos la visita de Raúl Rosendes y Jenifer Wright, del componente de segunda misión de Naciones Unidas, con quienes se sostuvo reunión para enterarlos sobre lo proyectado en cuanto a nuestro peregrinaje desde Villavicencio a la ciudad de Bogotá, solicitando su importante acompañamiento.

Registramos con mucho entusiasmo la llegada en el día ayer de 12 camaradas provenientes del Espacio Territorial “Mariana Páez”, lo mismo que otros 70 camaradas, hombres y mujeres, provenientes de los Espacios Territoriales de Charras y de Colinas en el departamento del Guaviare, quienes se suman regocijadamente a este gran esfuerzo de peregrinaje.

El día de hoy, jueves 29, se nos unirán los y las camaradas que iniciaron peregrinación el día de hoy desde Arauca, en un número que supera los 70. Anoche pernoctaba ese grupo en Yopal (Casanare).


Reiteramos, como ya se indicó en el boletín anterior, que el día de hoy se realizará en la vereda Pipiral, un acto para asumir nuestra responsabilidad y pedir perdón a las personas y comunidades afectadas por los efectos negativos de lo que se conoció como “pescas milagrosas” iniciadas en esta vía hacia la capital.


Como ya es habitual, la “Hora Cultural” se consolida como un espacio recreativo y cultural lleno de paz y espíritu de reconciliación, porque sabemos que Cultura y Paz van de la mano, porque la esperanza del pueblo colombiano está en pasar la pagina de la guerra.


Reiteramos nuestra gratitud, en estos 134 kilómetros recorridos, a quienes nos han venido expresando su apoyo y aliento, agradecer a las alcaldías y autoridades de Mesetas, Granada, San Martín, Acacías y Villavicencio, a la gobernación del Meta, así como de manera especial a las organizaciones sociales y de derechos humanos.

¡Avancemos, continuemos caminando juntos por la paz!