Agencia Prensa Rural

El día de ayer la capital del país se llenó de dignidad. Miles de indígenas, campesinos, estudiantes, trabajadores, líderes y lideresas sociales se tomaron la calle. Era la Minga del suroccidente que había llegado a Bogotá para visibilizar a las comunidades que están hastiadas de la guerra y exigen que el presidente las escuche y reconozca.

La movilización partió del punto de concentración de los mingueros, el Palacio de los Deportes, adyacente al gigantesco parque capitalino Simón Bolívar. Tomó rumbo al centro de la ciudad en una caminata de más de tres horas que recibió el apoyo de la ciudadanía y se agigantó con la presencia de distintas organizaciones y expresiones sociales que hicieron multitudinaria y multicolor la marcha.

La Minga, después de 11 días de movilización desde las entrañas del departamento del Cauca, llegaba al centro simbólico del poder político, la emblemática Plaza de Bolívar. Frente al capitolio esperaron la llegada del presidente Iván Duque, quien dejó de nuevo la silla vacía al hacerle el desplante a las comunidades. «Nos dicen que si acudimos a las vías de hecho no nos escuchan, pero hacemos una movilización pacífica y tampoco», subrayaron los líderes indígenas de la minga social. A pesar de ello, se mantuvo la presencia de las miles de personas que se agolparon en la plaza. La alcaldesa asumió su rol y recibió la minga, reconociendo la dimensión y justeza de su causa, y que nunca se presentaran desafueros que opacaran la acción popular.


La plaza se llenó de alegría, música, arengas, danzas y cánticos. La guardia indígena garantizó que ningún provocador generara caos en la marcha. La ciudadanía, comerciantes y visitantes del centro reconocieron la organización de la movilización y destacaron que no se presentaron disturbios. Para ello fue fundamental que no hubiera presencia del Esmad, lo que corrobora que esa fuerza es la responsable de las confrontaciones en medio de la movilización.

Al atardecer, los mingueros regresaron en sus chivas a su punto de alojamiento para organizar la próxima jornada, el paro nacional del 21 de octubre, cuando distintas expresiones sociales y populares se sumarán a esta movilización de dignidad que levanta las banderas de la vida y de la paz.

Entre tanto, el presidente sigue desconociendo la minga y hace oídos sordos a sus exigencia, expresando un desprecio a la capacidad popular y la participación ciudadana, desconociendo como interlocutores a los pueblos ancestrales y a los liderazgos sociales. Como afirmó el dirigente indígena y senador Feliciano Valencia, “la Minga llegó y Duque se escondió”.

La Minga sigue en Bogotá, y mantiene su planteamiento de no regresar hasta que el mandatario los escuche. Las organizaciones sociales saludaron la demostración popular y emitieron el siguiente comunicado de saludo:

SALUDO A LA MINGA SOCIAL Y COMUNITARIAPOR VIDA, EL TERRITORIO, LA DEMOCRACIA Y PAZ:

El país ha vivido durante los dos gobiernos de Álvaro Uribe y el actual en cabeza de Iván Duque, bajo un régimen dictatorial, criminal, corrupto y fascista que busca con la guerra interna e internacional ocultar la impunidad de las masacres y despojos cometidos contra el pueblo y sus dirigentes.

Se trata de un régimen incondicional ante los intereses y estrategias del imperialismo y los requerimientos ganancia y acumulación de los poderosos, mientras que de otro lado, busca recortar los pocos derechos y libertades que aún le quedan a las y los trabajadores y al pueblo y descargar sobre los asalariados, asalariadas y el pueblo los costos de la crisis del capitalismo, agravada hoy por la pandemia que profundizará aún más las condiciones de pobreza y miseria de la población.

El gobierno anuncia y ejecuta reformas a la salud, las pensiones, la educación y la tributación que desbordan los precarios ingresos de las y los trabajadores y las capas medias; campean la corrupción y el clientelismo en el manejo de los recursos y en particular de los programas para enfrentar a la pandemia; para reprimir la inconformidad social militariza los territorios y criminaliza la protesta. Son estas las reiteradas medidas antipopulares y criminales con las que el gobierno responde a las necesidades de las colombianas y colombianos.

Pero el pueblo resiste, no se rinde. Desde distintos sectores y territorios se moviliza y protesta a lo largo del país. Expresa igualmente su inconformidad a través de la redes sociales, y en sus articulación y respaldo a las organizaciones, políticas y sociales.

La Minga Indígena, afro, campesina y estudiantil que ha recorrido desde el sur el país y que hoy llegó a Bogotá, constituye una apuesta política por la vida, el territorio, la democracia, la paz, que reclama el diálogo directo con el Presidente de la República para buscar soluciones a aspectos de la política y la sociedad que interesan al conjunto de la población.

Por estas consideraciones, desde las fuerzas y organizaciones que suscribimos este pronunciamiento, saludamos a todas las mujeres, hombres y jóvenes indígenas, afros y campesinos que una vez más acuden a la movilización y se unen al llamado político colectivo contra el gobierno de Iván Duque, quien debe responder por todas las agresiones cometidas, entre otros, a los pueblos indígenas.

Reconocemos el papel de los sectores de izquierda, democráticos, progresistas, de los movimientos sociales, juveniles y de mujeres y del feminismo en la lucha cotidiana y protectora de todas las poblaciones excluidas y oprimidas. Saludamos igualmente su comportamiento activo en los procesos de organización para el recibimiento de la Minga y del acompañamiento realizado en los municipios y regiones por las que han atravesado.

Llamamos a todas las Bogotanas y Bogotanos a ofrecerle un masivo recibimiento a la Minga y a participar en las diferentes actividades de movilización y en particular a comprometerse con la preparación y desarrollo del Paro del próximo 21 de octubre.

Octubre 19 de 2020.

MULTILATERAL DE FUEZAS SOCIALES Y POLITICAS, POPULARES Y DE IZQUIERDA
Coalición de Movimientos Sociales de Colombia (COMOSOC) – Congreso de los Pueblos (CdP) Coordinadora Socialista (CS) – Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) Movimiento por la Constituyente Popular (MCP) – Movimiento por la Defensa de los Derechos del Pueblo (MODEP) – Marcha Patriótica (MP) – Partido Comunista Colombiano (PCC).

Tomado de: https://prensarural.org/spip/spip.php?article26002