El día 21 de septiembre Ibagué, Tolima, también se unió a la voz de toda Colombia que exige paz y clama por la vida. A esta marcha asistieron organizaciones sociales, defensores y defensoras de Derechos Humanos, Partidos Políticos democráticos, la comunidad en general y, por supuesto, la CSIVI componente FARC a través de su enlace territorial.

Afortunadamente en esta ciudad, las manifestaciones terminaron en tranquilidad, caso contrario a otros territorios, en los cuales la violenta represión por parte de la Policía Nacional y su Escuadrón Móvil Anti Disturbios, ESMAD, terminaron brutalmente con las marchas pacíficas, como por ejemplo, en Bogotá.