Cuando se declaró que el arma es la palabra y el compromiso la paz, no es una puesta en el paredón de quienes se siguen declarando enemigos de ella, como lo ha demostrado el asesinato sistemático, hoy con doscientos veinticinco (225) firmantes de paz; con gran dolor se hace denuncia del asesinato de Jorge Iván Ramos Camacho “Mario Morales”, miembro del Consejo Nacional de los Comunes del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, integrante del Consejo Político Territorial Magdalena Medio y titular de la junta de direccionamiento estratégico del PNIS.

El día viernes 28 de agosto Jorge Iván Ramos Camacho se desplazó a la zona por la necesidad urgente recolectar la información sobre las coordenadas para la entrega de Tierras en el marco de los acuerdos con el Gobierno Nacional, fue retenido, despojado de sus pertenencias, amarrado y vilmente asesinado por hombres armados pertenecientes al Ejército de Liberación Nacional cerca a la vereda Palmachica en el municipio de Santa Rosa en el Sur de Bolívar.

Era un hombre de pasos firmes en la construcción colectiva de una paz estable y duradera, comprometido desde su inicio en la lucha por un país equitativo, desde el sentir mismo del campesino sin tierra, desposeído y sin las garantías sociales y económicas.

Hacemos un llamado a los garantes internacionales, el pueblo colombiano en su ejercicio de la soberanía popular y el gobierno nacional, para que garantice la seguridad de los firmantes del acuerdo, para la real construcción de una paz estable y duradera. Es inadmisible que hechos como estos sigan sucediendo a lo largo y ancho del territorio Nacional, con la mirada cómplice del gobierno, SEGUIMOS EXIGIENDO al gobierno Nacional que cumpla con lo pactado en los Acuerdos de Paz.

Rechazamos y denunciamos este asesinato, así como la creciente ola de violencia e intimidación que se viene presentando en el todo el territorio Nacional.

Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación Juan Carlos Castañeda
Agosto 29 de 2020.