A la Prelazia de São Félix de Araguaia (Matogrosso, Brasil) a la Congregación de los Misioneros Hijos del Sagrado Corazón de María (Claretianos), a la Orden de San Agustín (Agustinianos)

SÃO FÉLIZ DE ARAGUAIA

Les expresamos nuestras más sentidas condolencias y sentimientos de dolor por la pérdida sufrida ayer 08 de agosto por el pueblo brasileño, sobre todo, por los campesinos, los pueblos indígenas y los afrodescendientes, que quedaron huérfanos, pues DOM PEDRO CASALDÁLIGA, su Consejero, su Pastor, su Poeta, su Profeta que anunciaba y practicaba la Teología de la Liberación, Defensor de los Derechos de los más necesitados y de la Amazonia, partió para la eternidad a los 92 años de edad.

En todos nosotros deben surgir los sentimientos de agradecimiento sincero por su inmensa e incansable labor de pastor y luchador por un mundo justo y humano. Su labor pastoral dejó semillas fértiles en el corazón de los que luchan por una vida digna.

Él decía con frecuencia: “Por mi pueblo en lucha, vivo; con mi pueblo en marcha, voy; tengo fe de guerrillero y amor de revolución”.

Dom Pedro, esas palabras nos animan, robustecen nuestra lucha aquí en Colombia donde estamos sembrando la Paz estable y duradera, mediante la implementación de un Acuerdo firmado en La Habana, Cuba, el año 2016, entre el Estado colombiano y la guerrilla de las FARC – EP, hoy convertida en Partido Político.

CONSEJO POLÍTICO NACIONAL

FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN-FARC

Bogota  DC,  09 de agosto de 2020