Por Fredy Escobar Moncada

Los resultados de la Política de Defensa y Seguridad Democrática 2002 – 2006 y la Política de Consolidación de la Seguridad Democrática 2006 – 2010, deben ser evaluados a la luz de la información sobre la victimización masiva. Esto produjo altos costos en la legitimidad del Estado con alta influencia en la continuidad del conflicto armado. El balance entre el gasto militar y los verdaderos positivos, sale en desfavor no solo de esta Política, si no de las finanzas públicas pues el sector Defensa gastó cerca de 200 billones de pesos en esos 8 años. El Sistema de Verdad favorece reflexionar sobre esto sin el ánimo de meter los responsables a la cárcel.

El verbo consolidar estuvo asociado a los objetivos de los planes de guerra y más que una realidad, fue utilizado en la propaganda de Estado junto al promocionado fin del fin. “El objetivo era la Consolidación del control estatal del territorio expresado en la Recuperación gradual de la presencia de la Fuerza Pública en todos los municipios, Incremento de la judicialización de delitos de alto impacto social, Extensión y fortalecimiento de la administración de justicia y de las instituciones del Estado en las zonas en las cuales se ha fortalecido el control estatal y la Disminución de las denuncias por violación de los DDHH.” Obviamente esta es una política fallida al observar la situación actual de nuestro país.

Cuenta el general (r) Mora que “a mediados del 2007 y después de 5 años de ejecución, se dio por terminado el Plan Patriota e inició el Plan de Consolidación; el objetivo militar era contribuir a la desmovilización y garantizar la seguridad y convivencia nacional al término del conflicto en tres fases: Controlar con un esfuerzo militar intensivo, Estabilizar con esfuerzo policial y militar intensivo y Consolidar con un esfuerzo político y social intensivo.” Este era el plan. Pero los resultados se miden en miles de militares y paramilitares que están en prisión encartados jurídicamente por actos presentados como logros. A estos resultados deben restarse las miles de desmovilizaciones falsas presentadas en cuadros estadísticos exitosos de la propaganda emitida desde inteligencia militar participando el doctor ternura. La reivindicación de los resultados de la PDSD y la PCSD para defender al presidente del momento, debe tener en cuenta que al supuesto éxito aún no le restan los civiles asesinados y presentados como guerrilleros. ¿Consolidación de qué? Aquí persiste el fallido control estatal del territorio y el Estado Social de Derecho, es una frase sin expresión concreta en la mayoría empobrecida. Lo que sí se logró en este período fue convertir el arma de Ingeniería Militar en explosivista de las multinacionales minero energéticas.