Permítase que la Corte Suprema continúe haciendo su trabajo

La medida de privación de la libertad ordenada por la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia contra el senador Álvaro Uribe Vélez, es prueba de que -pese a las presiones indebidas- el alto tribunal ha actuado con independencia.

El proceso contra el senador Uribe Vélez debe continuar según los procedimientos establecidos en la normatividad vigente. Exhortamos a que se permita que la Corte Suprema prosiga haciendo su trabajo. Confiamos en la decisión final que se produzca y llamamos a respetarla.

Durante las conversaciones de paz que por cinco años sostuvimos con el Estado colombiano en La Habana, fueron repetidas las invitaciones al senador Uribe para conversar en torno a los temas de la paz y la justicia, encontrando siempre una respuesta negativa. Hemos creído que la fórmula del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición es la más adecuada para encontrar la reconciliación y la concordia nacionales.

Creemos que mal actúan el Gobierno nacional y su partido, el Centro Democrático, cuando ponen en duda el accionar de la justicia y sus instituciones, recurriendo dentro de sus argumentos a realizar ataques contra el Acuerdo de paz, los términos de la reincorporación política y nuestra representación en el Congreso de la República.

Descartamos la venganza y no festejamos el infortunio ajeno. Mantenemos nuestra convicción de que una nueva Colombia se está abriendo paso en medio de tanta hostilidad.

CONSEJO POLÍTICO NACIONAL FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN FARC

Bogotá DC, 4 de agosto de 2020.