Nuestro país, Colombia, es uno de los mas desiguales del mundo y el Coronavirus destapó de manera descarnada los históricos problemas sociales, más  un conflicto social y armado por más de 50 años, una corrupción en todos los niveles del Estado, a esta desigualdad social y  económica que los diferentes gobiernos han enfrentado con programas focalizados y asistencialistas, solo pensando en recoger réditos políticos jugando perversamente  con el hambre y las necesidades de la gente del común, así mismo es responsabilidad de una institución como el Congreso de la República que se apersone de esta problemática que tenemos como país.

En vista de lo anterior, más de 50 senadores proponemos la Renta Básica, una apuesta que busca garantizar lo necesario para el sostenimiento de cada persona con un sustento mínimo. La renta básica es  ante todo UNIVERSAL y consiste en la llegada de una suma monetaria cada primero de cada mes a cada ciudadano, a cada hogar en todo el territorio nacional. La Renta Básica es también INCONDICIONAL, porque no condiciona, ni su edad, ni su filiación política, ni su orientación sexual y en  cualquier circunstancia en que se encuentre la persona. Es una iniciativa REDISTRIBUTIVA, porque es el inicio de una política social de redistribución de la riqueza y la optimización de los impuestos que cada colombiano día a día paga a la nación. En ningún momento la Renta Básica sustituye la políticas sociales como vivienda, salud, educación, que como reza en la constitución son un derecho fundamental para con los ciudadanos.

Pero ¿ De dónde se podrá conseguir el presupuesto para la renta básica? Hay varias rutas de las que podemos perfectamente hacer un reajuste y de ahí saldrá los recursos necesarios:

  1. Gravar con el impuesto al patrimonio a las personas jurídicas más ricas del país.
  2. Gravar con un impuesto a las personas naturales con un patrimonio liquido de mas de 3 mil millones de pesos.
  3. Reorientar el gasto publico.
  4. Cambiar el destino de los recursos obtenidos del 4X1000. el famoso impuesto para la guerra.
  5. Retroceso en la política de exenciones tributarias que en año 2019, están por el orden de $11.5 billones.
  6. Pedir la condonación de la deuda externa por lo menos por un año, ahí podríamos obtener 14 billones de pesos. y hay mas rutas para lograr el presupuesto que se necesita que son casi 8 billones de pesos mensuales.

De ahí que necesitamos de todos ustedes, su apoyo en las ventanas de sus casas, en los barrios, en las calles, en los lugares de trabajo, en los parques, en las tiendas de los barrios, en los caminos, en las plazas de mercado, exigir la renta básica, en estos momentos por los que atravesamos de crisis por el COVID-19, en que muchos hogares que son un poco mas de 10 millones que no se cuenta con un sustento fijo, que están pasando hambre, es el momento en que el Estado y su Gobierno, las instituciones se voltee la mirada a las mayorías de Colombia.