Esta semana, en Comisión Primera de Cámara, el Representante Luis Alberto Albán, junto con los Representantes John Jairo Hoyos y Jorge Tamayo, citaron al Gobierno Nacional a Debate de Control Político sobre la situación de Cali en la pandemia del COVID-19.

En Cali, el primer caso de contagio fue confirmado el 15 de marzo y hasta el 1 de junio se ha incrementado en 2.656 personas contagiadas. Al igual que en el resto del país y el mundo, las gentes del común que habitan en los sectores populares son las que más se han visto afectadas, no solo por la mayor incidencia de contagios, sino por el gran impacto económico que han tenido que vivir. Por nuestra parte, esta ha sido de nuestras mayores preocupaciones y lo que motivó a citar al Gobierno Nacional a que respondiera sobre las acciones que han tomado para minimizar el impacto de la pandemia.

Por un lado, el Ministerio del Interior ha dicho no poder especificar un monto concreto de recursos destinados a la población vulnerable en Cali, argumentando no tener discriminada la información, sin embargo, refiere 23.297 millones de pesos a nivel nacional destinados para este fin. 

El Ministerio de Salud se limita a enumerar, exponer cifras y a reiterar que la responsabilidad sobre las metas de pruebas realizadas en Cali corresponden al Departamento del Valle del Cauca.

Respecto a la preocupante cifra de trabajadores de la salud contagiados, que alcanzan las 1000 personas, el Ministerio de Trabajo despeja la duda del por qué, pues las dotaciones entregadas por la ARL son marginales en la relación de las necesidades de las instituciones. Claro ejemplo está, el Hospital Universitario del Valle que con más de 1500 trabajadores la dotación al 30 de abril, un mes después de declarada la pandemia, era solamente de 700 respiradores N95 que además de no cubrir ni a la mitad del personal, dada la naturaleza desechable de los mismos y según las guías del propio Ministerio de Salud alcanzaría máximo para cinco turnos, aunque su uso ideal es un turno de ocho horas. La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, insiste en articular mejor los esfuerzos, en brindar soluciones reales respecto a las inversiones que anuncia el Gobierno Nacional, no olvidar las enormes desigualdades, la situación de violencia e inseguridad que sigue existiendo, dar priorización de recursos para fortalecer el sistema hospitalario y desarrollar el Plan de Choque Social para las gentes del común y la Renta Básica Universal que proponemos junto a un grupo de más de 50 congresistas.

Intervención del Representante Luis Alberto Albán.