El Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común rechaza y manifiesta su preocupación por los hechos ocurridos en la Vereda Tercer Milenio del municipio de Vistahermosa en el Sur Del Meta, en donde la intervención del ESMAD ocasionó graves heridas a 6 campesinos que se encontraban en una concentración pacífica de más de mil habitantes de la Región del Guayabero, los cuales exigen el cumplimiento del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos (PNIS), consignado en el Acuerdo de Paz, y soluciones frente a la crisis social y económica que está ocasionando la pandemia.

Dichas acciones se enmarcan en los operativos de erradicación forzosa de cultivos de uso ilícito que vienen desarrollando el Ejército y la Policía Antinarcóticos, desde el martes 26 de mayo, en los municipios de La Macarena y Vistahermosa (Meta), y San José del Guaviare (Guaviare).

Exhortamos al Gobierno Nacional y a las autoridades de la región a cumplir con las garantías constitucionales y con lo contenido en el Acuerdo de Paz y se haga viable la sustitución voluntaria de estos cultivos brindando soluciones a la problemática económica y social de la región, agravada por la emergencia sanitaria. La respuesta institucional no puede ser la represión, mucho menos en época de pandemia, cuando las condiciones de pobreza de nuestro pueblo se hacen más duras y lo que se espera de parte del Gobierno Nacional es ayuda para estos humildes compatriotas.

Instamos a respetar el derecho constitucional a la protesta social.

Ante estos graves hechos, solicitamos a la Fiscalía General de la Nación, a la Procuraduría General y a la Defensoría del Pueblo, investigar estas acciones en las que están comprometidos miembros de la Fuerza Pública, a aclarar las denuncias sobre campesinos desaparecidos y el estado de los detenidos y corroborar si en el desarrollo de este tipo de operativos se cumplen con las normas de bioseguridad decretadas por el gobierno para contrarrestar la propagación del COVID-19.

No deja de llamar la atención que sea en estas regiones donde se van a ubicar las tropas norteamericanas, con el argumento de combatir el narcotráfico, al tiempo que no se ve ninguna acción gubernamental contra el tráfico de insumos, el lavado de dinero a través de los bancos y las más de mil toneladas anuales de coca que pasan libremente los controles policiales y militares en carreteras, puertos y aeropuertos rumbo al mercado estadounidense.

Consejo Político Nacional

Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común-FARC

Bogota DC, Junio de 2020.