Jhon Carlos Montaño, de 19 años de edad e hijo de un exintegrante de las FARC-EP en proceso de reincorporación en el departamento del Huila, fue asesinado este domingo 31 de mayo en zona rural del municipio de Algeciras. En horas de la tarde, Jhon Carlos fue víctima de un sicario aún sin identificar que le propinó dos disparos de arma de fuego que le ocasionaron la muerte.

Este joven era hijo de José Montaño, exguerrillero fariano en proceso de reincorporación en el Huila y quien había sobrevivido a otro atentado contra su vida. Se convierte en otra víctima más del desangre que vive el país, a pesar de la emergencia sanitaria decretada en el territorio nacional por la pandemia del coronavirus.

Jhon Carlos se suma a la larga lista de firmantes de la paz y familiares de exguerrilleros asesinados. A la fecha son 199 exguerrilleros en proceso de reincorporación y 41 familiares que han sido asesinados, sin que se tomen medidas efectivas por parte del Estado colombiano para detener este exterminio.

Es responsabilidad del Estado colombiano, del Gobierno Nacional y de sus instituciones la implementación de medidas para proteger la vida, seguridad e integridad personal de todo el colectivo en proceso de reincorporación, así como de sus familiares, comunidades y líderes sociales.

Exigimos que se materialicen de forma oportuna las medidas contempladas en el punto 3.4 del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, para que se proteja la vida de exguerrilleros, líderes sociales y promotores de la paz.

Llamamos a la Misión de Verificación de Naciones Unidas, a los países garantes, organismos de control y al movimiento ciudadano a rechazar estos hechos, a seguir acompañando los esfuerzos de construcción de paz en los territorios y exigir del Gobierno Nacional el cumplimiento integral de lo pactado.

Consejo Nacional de Reincorporación
Componente FARC
CNR-FARC