Por Alejandra Allado y Samuel Martínez

Entre los parques naturales Picachos, Tinigua, Serranía de La Macarena y el Páramo de Sumapaz se encuentra el municipio Uribe del departamento del Meta, histórico territorio para la guerrilla de las FARC-EP, hoy conocido como El Corazón de La Paz. Desde el municipio de Mesetas hay 54 kilómetros hasta el casco urbano de Uribe, sobre una de las vías que los comunica se encuentra el ETCR Mariana Páez y el NPR Simón Trinidad, los dos espacios con nombres de dos revolucionarios emblemáticos.

En la entrada de Uribe hay una cafetería llamada Creartes que pertenece a una asociación de mujeres; refleja la fortaleza de las mujeres de este municipio, dispuestas a transformar, construir desde su origen campesino y su resiliencia. Todavía hay algunas casas de madera y es normal encontrar los militares recorriendo el pueblo.

Diferentes periódicos han publicado historias sobre este municipio y el conflicto armado, sobre los sueños de sus habitantes, sobre los excombatientes asentados y sobre la esperanza de paz en la que se construyen diferentes proyectos. Uno de los temas sobre los que más se ha escrito es el ecoturismo, y no es coincidencia, la gente de Uribe considera que este es el nuevo fuerte económico de la región. La Cascada del Amor, Siete Cascadas, Cortinas del Diamante, el Río Duda, Piscinas del Diamante, Las Moyas de Santa Rita son algunos de los lugares turísticos más nombrados.

El sur del Meta se convirtió en el 2018 en uno de los principales núcleos de deforestación en el país, impulsado por el fortalecimiento de la ganadería extensiva y las deficiencias en la implementación del Programa Nacional de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito – PNIS, este último, trajo grandes expectativas a los campesinos de la región, pero se han desdibujado con el abandono y el incumplimiento por parte del Gobierno; el cacao, el ecoturismo, el café y demás, se quedaron en ideas productivas para quienes apostaron a la sustitución.

Hace dos años se conformaron dos Nuevos Puntos de Reincorporación , NAR, en este municipio, uno hacia el corregimiento de La Julia, en la vereda La Pista denominado Darío Gutiérrez y otro en la entrada del municipio, en la vereda El Vergel, llamado El Diamante. En estos dos espacios hombres y mujeres diariamente trabajan en sus iniciativas productivas, la actividad principal es la ganadería silvopastoril, una nueva propuesta en el territorio para transformar la ganadería tradicional y reducir el impacto ambiental.

A su llegada al territorio la lectura del momento, el compartir con las comunidades, trabajar con las organizaciones sociales e involucrarse en las dinámicas de la población llevó a las y los exguerrilleros a generar ideas productivas en torno al cuidado del ambiente, rescatando los principios de las FARC-EP por preservar la flora y la fauna e incursionar en el ecoturismo, desde un enfoque histórico y ambiental.

Han construido viveros forestales para beneficio propio y de las comunidades aledañas, se forman constantemente en nuevas técnicas de ganadería, siembran maíz, soya, gestionan y promueven la apicultura, ofrecen servicios ecoturísticos, entre otras, porque son tantos los sueños e ideas de proyectos de quienes hoy habitan estos espacios, que tardaríamos en enlistarlos.

Y aunque su llegada y estadía en esta región no ha sido fácil, el amor hacia el lugar que ocupan es evidente, han hecho parte de espacios comunitarios, han impartido talleres en sus NPR con participación de la comunidad, han celebrado con las madres, los niños y niñas, y han recorrido sus proyectos con la población. La comunidad los reconoce no como “exguerrilleros” sino como líderes y lideresas, son el mejor ejemplo que la voluntad de Paz empezó con ellxs y que se quedarán para luchar por su implementación. Sin negar su origen, rescatando los principios revolucionarios y apostándole a la economía solidaria llegaron a Uribe para quedarse.

La historia de este municipio hoy cuenta con un nuevo capítulo, el de la paz, que aún está en construcción y que requiere de varias manos para seguirse fortaleciendo.