Asumiendo tareas propias de la Cancillería, el Sr Miguel Ceballos se recrea porque el Departamento de Estado, de los Estados Unidos, notificó al congreso de ese país que Cuba y Venezuela, integran desde ahora la lista de países que no colaboran en la lucha contra el terrorismo.

A Cuba se le quiere castigar, según el funcionario de marras, por no entregar a Colombia los Comandantes del ELN, quienes están legal y legítimamente protegidos por protocolos fundados en el Derecho Internacional, firmados entre el Gobierno colombiano y el ELN, junto con los países garantes, desde que se iniciaron los diálogos de Paz en Ecuador.

La sanción a Venezuela se sustenta en la supuesta protección, sin prueba alguna, del gobierno de ese país a grupos irregulares colombianos.  

Es inaudito que el gobierno de los Estados Unidos y su socio de aventuras, el gobierno colombiano, patrocinadores del terrorismo internacional mediante bloqueos violatorios de resoluciones del Sistema de Naciones Unidas, y promotores de incursiones de grupos mercernarios contra gobiernos legítimos, tal como acaba de ocurrir contra Venezuela, sean quienes promuevan ese tipo de listas.   

Se equivoca el gobierno de Iván Duque al amarrar la política exterior colombiana a los intereses de los Estados Unidos y poner al país en contravía de los principios básicos del Derecho Internacional y en detrimento de nuestra soberanía y la necesaria unidad Latinoamericana y Caribeña.

Responder con tamaña ingratitud la generosidad de los pueblos y estados hermanos de Cuba y Venezuela, que no han vacilado en darlo todo para que los colombianos algún día alcancemos la paz completa e integral, no hace más que envilecer la política exterior de Colombia y cerrarnos puertas en el escenario internacional que ha sido y seguirá siendo necesario para la solución política y diplomática de nuestros conflictos.

CONSEJO POLÍTICO NACIONAL

FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN-FARC

Bogotá D.C. mayo 14 de 2020