El pueblo colombiano no puede acostumbrarse pasivamente, a que la errática política exterior del presidente Duque y su partido de gobierno, nos acerquen cada vez más, a una confrontación armada con la hermana República Bolivariana de Venezuela, buscando saciar la voracidad por los recursos naturales que posee la hermana República y tanto anhelan y necesitan Trump y sus multinacionales.

Es inaudito que mientras los embarques de coca siguen saliendo por el Océano Pacífico tomado por narcotraficantes y el COVID-19 Nos amenace mayormente desde el Ecuador; la militarización con más de doce mil soldados, se dé en la frontera con Venezuela, en los momentos que el Presidente Maduro extiende su mano amiga para combatir conjuntamente la pandemia que nos ataca por igual.

No podemos seguir permitiendo que los Guaidó, los sucesores de Alcalá y Pantera, en alianza con paramilitares y la extrema derecha colombiana; con la descarada injerencia de Fuerzas Especiales del Ejército de los EEUU y Agentes de la DEA, sigan utilizando territorio colombiano para lanzar repetidas y fracasadas aventuras militares tratando de derrocar al legítimo gobierno venezolano.

Exigimos al gobierno colombiano corregir ese peligroso rumbo y solicitamos a las Naciones Unidas tomar las medidas adecuadas para preservar la paz en Venezuela, y evitar que ahora, la pandemia de la guerra cuaje contra Venezuela y se expanda incontenible por todo el continente y ponga en riesgo la Paz mundial.

¿Hasta cuándo pretende seguir jugando con candela Sr. Duque?

Venezuela Resiste y vencerá

CONSEJO POLÍTICO NACIONAL

FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN-FARC

Bogotá DC, mayo 4 de 2020.