La temprana desaparición física del diplomático y embajador de Cuba en Colombia, camarada Iván Mora Godoy, nos ha tomado por sorpresa a pesar que la muerte es consustancial al ser humano.

Iván, en representación de la Isla de la libertad, deja esculpido en Colombia su nombre como legado a las futuras generaciones que lo asociarán a un incansable orfebre constructor Paz.

Iván interpretó y cumplió fielmente el compromiso del Estado, del Gobierno y del Pueblo Cubano, que hicieron suyo el trabajar desinteresadamente por la Paz para Colombia, que es la Paz del continente, como bien lo expresó Pepe Mujica.

Quienes conocimos y compartimos con Iván la honrosa tarea de sacar adelante el Acuerdo de Paz de La Habana, que puso fin a más de medio siglo de desangre en Colombia, lo recordamos como un hombre sencillo, honesto, trabajador, afectuoso; comunista comprometido con la revolución e internacionalista a toda prueba.

Desde el Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, surgido del acuerdo que él ayudó a construir, extendemos nuestra voz solidaria al Presidente Díaz Canel, al Canciller Bruno Rodríguez, a los familiares de Iván, sus amigos, compañeros de trabajo y a los militantes del Partido Comunista que forja hombres de la talla del que acaba de marchar a la eternidad. El recuerdo de Iván perdurará en nuestras memorias y será estímulo permanente en nuestro trabajo cotidiano.

Honor y gloria

CONSEJO POLÍTICO NACIONAL

FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN- FARC

Bogotá DC, mayo 3 de 2020