El día de ayer fuimos comunicados del Auto AT-057-2002 de la Jurisdicción Especial para la Paz, mediante el cual avoca conocimiento del trámite de medidas cautelares en favor de quienes hemos venido contribuyendo con el esclarecimiento de la verdad en los casos que adelanta la Sala de Reconocimiento. Dichas medidas están destinadas a garantizar la vida e integridad física de todos los ex guerrilleros e integrantes de la fuerza pública  que comparecemos ante dicha jurisdicción.

Han sido numerosas las denuncias interpuestas ante instancias nacionales e internacionales, donde  se ha expuesto el asesinato sistemático contra firmantes del Acuerdo Final que arroja la dolorosa cifra de 195 ex guerrilleros asesinados, así como un sin número de denuncias por amenazas, atentados contra la vida y desplazamientos forzados. Por esta razón, ante la actual situación de violencia generalizada, las medidas cautelares se convierten en la oportunidad para que la JEP realice parte de su labor restaurativa en consecuencia con lo dispuesto en el Acuerdo de Paz.

Para nosotros, la adopción de dichas medidas son un hecho sin precedentes y reviste de la mayor importancia, pues somos conscientes que los ataques contra nosotros, son agresiones directas a la posibilidad que se materialicen los derechos a la Verdad, la Justicia, la reparación y se sintetice el derecho común a la Paz.

Continuamos haciendo honor a nuestro compromiso consignado en el Acuerdo de Paz con relación al Sistema Integral, de ello pueden dar cuenta los aportes al esclarecimiento de la verdad hecho por más de 200 firmantes en los diferentes casos ante la JEP, así como las múltiples contribuciones ante la Comisión de la Verdad y los aportes realizados  ante la Unidad de Búsqueda de personas dadas por desaparecidas.

CONSEJO POLÍTICO NACIONAL

FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN-FARC

Bogotá DC,  1°  de mayo de 2020