Por: Isabel Fonseca

Desde la necesidad, categoría determinante de casi todo lo que existe, insurge Punto Ciego, una columna armada de ideas, quimeras, interrogantes y expectativas, cuya marcha tiene un horizonte definido: develar todas las formas, medios y expresiones, desde donde opera el patriarcado contra la vida, equidad, libertad y paz, de quienes definimos nuestro ser como mujeres.

Y, es desde la necesidad, porque existe un territorio de sombra en nuestra sociedad mundial, tras el cual se emboscan, amparan y justifican, múltiples formas de violencia contra las mujeres, generadas por el Gen Maldito del patriarcado, desde tiempos de la barbarie; y que, como organismo vivo, ha mutado para conservarse en todos los sistemas económico-sociales, llegando hoy a su máximo desarrollo, en el cuerpo del capitalismo global decadente.

Día tras día, miles de mujeres en el mundo son asesinadas, violadas, explotadas, excluidas y disminuidas, por motivos que traza el patriarcado, consciente e inconscientemente. Sin embargo, las historias que nos narran y mediatizan, ocultan y tergiversan al verdadero responsable.

Tal cual, como el fenómeno de ceguera parcial, llamado Punto Ciego, que afecta la percepción de algunos objetos, debido a la carencia de células fotosensibles en el nervio óptico y que el cerebro resuelve engañándonos, al suplir la realidad no visible con información del otro ojo, gracias a la visión binocular que poseemos.

Desde estas letras, que aparecerán cada quince días, se luchará por poner una antorcha en el Punto Ciego que permite al patriarcado existir como realidad no visible, y a la sociedad inequitativa y expoliadora, seguir engañándonos con una visión binocular que separa realidad y conciencia, gracias a la cultura de históricas opresiones que disfraza las causas y justifica los efectos en el inconsciente colectivo.

Es, entonces, el compromiso de esta columna, andar tras las huellas del Gen Maldito.

Foto tomada de: https://www.pikaramagazine.com/tag/patriarcado/