El partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común – Nariño, en el marco del cumplimiento y la implementación de los acuerdos de paz, saluda fraternalmente a quienes manifiestan su propósito real de respaldar el proceso de PAZ.

Hoy nuevamente levantamos nuestra voz de protesta y expresamos nuestra solidaridad con las familias de la victimas en el municipio de Tumaco y Ricaurte. Posteriormente a estos hechos rechazamos los abusos de la Fuerza Pública hacia nuestros campesinos, indígenas, afros, camaradas y amigos del partido, que son víctimas de agresiones de quienes una vez Juraron proteger y defender la patria y hoy nuevamente dejan ver la tiranía con que entran a los territorios arremetiendo contra el derecho a la vida, cuando existe una crisis que hace aún más compleja la forma de sobrevivir en los territorios olvidados por Estado.

No justificamos las acciones traicioneras del gobierno a través de sus políticas arbitrarias de Estado en este momento crítico. Estas acciones los está llevando a silenciar y ultimar al pueblo colombiano que se encuentra vulnerable, debido a la pandemia.

Exigimos a la Gobierno Nacional, departamental y Local, la presencia en el municipio de Tumaco con una comisión de Derechos Humanos, para que se esclarezca y restablezcan los derechos de los campesino e indígenas de la comunidad Awa, que fueron vulneradas en los enfrentamientos con la policía y unidad antinarcóticos, donde dejan un muerto (Ángel Artemio Nastacuaz Villarreal de Ricaurte) y varios heridos. Solicitamos la presencia de la Misión de Verificación de la ONU, países garantes, Defensoría del Pueblo, Procuraduría y organismos humanitarios, elevar sus acciones de acompañamiento y control a esta crisis que atraviesa nuestros territorios en Colombia y exigir al Gobierno Nacional y regional, la suspensión de forma inmediata a las acciones de las políticas de Estado que vienen adelantando en los territorios con cultivos de uso ilícito.

Los campesinos han ratificado la disposición de cumplir con el compromiso de la sustitución gradual y voluntaria, esperamos que el gobierno disponga de la voluntad para que se implemente y materialicen el punto 1 y 4 de los acuerdos de PAZ y evitar futuras confrontaciones. Estamos convencidos que solo en un ambiente de Paz podemos construir el buen vivir y cambiar está historia de guerra que ha costado la vida de quienes han defendido los derechos individuales y colectivos en los territorios de Nariño.

Consejo Departamental de los Comunes – Nariño