El Consejo Político Nacional de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, sus direcciones intermedias y la militancia de este partido surgido del Acuerdo de Paz, firmado entre el Estado colombiano y la antigua guerrilla de las FARC-EP, saludan y reconocen la voluntad expresada por el Congreso de la República, en sus comisiones de paz, frente a la gravedad de la situación de seguridad de los exguerrilleros en proceso de reincorporación y sus familias, que se concreta en la creación de la Comisión de Alto Nivel, para hacer seguimiento a dicha situación.

Dada la gravedad de lo que viene ocurriendo, y ante el recrudecimiento de las amenazas y los atentados, que ya cobran la vida de 187 exguerrilleros y más de 30 de sus familiares, además del desplazamiento de decenas de familias, solicitamos a esta comisión, se escuche en reunión formal una delegación de nuestro partido a fin de transmitirles nuestras preocupaciones. No queremos dejar pasar esta oportunidad sin señalar la gravedad que reviste lo que viene ocurriendo en el municipio de Algeciras, Huila; donde al igual que en el municipio de Ituango, nuestros compañeros y sus familias no han encontrado las garantía para su permanencia en el territorio.

Siendo el Acuerdo de Paz, un acuerdo de Estado, consideramos de la mayor importancia que otros poderes del mismo se ocupen de una situación que claramente pone en riesgo la consolidación de la paz estable y duradera para toda Colombia, propósito fundamental que debe concitar el apoyo y respaldo todos los colombianos y las instituciones. De nuestra parte, ratificamos la indeclinable decisión de seguir trabajando por la paz y la reconciliación nacional.

Con sentimiento de la más alta consideración, de ustedes;

Consejo Político Nacional, Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, FARC. Bogotá, febrero 29 de 2020