El 27 de noviembre del 2018 las bancadas de oposición citaron a la Ministra del Interior, e invitaron al Fiscal General de la Nación, a debate de control político por los nuevos hechos aportados por el fallecido Jorge Enrique Pizano en el caso de corrupción Odebrecht – Grupo Aval – Fiscal Martínez. 

Estatuto de la Oposición se estrena con debate a la corrupción de Odebrecht-Aval-Fiscal Martínez

El debate se realizó gracias al Estatuto de Oposición, en el que abogamos por el derecho a establecer el orden del día de la plenaria del Senado según el articulo 19 de dicho estatuto contemplado en la Constitución del 91, pero hecho realidad gracias al Acuerdo de Paz.

Partido FARC exigió investigación del empresario Sarmiento Angulo

En sesión plenaria del Senado, el partido político FARC requirió que se abran investigaciones formales en contra de la junta directiva del Grupo AVAL y de las empresas beneficiadas directa o indirectamente en el caso Odebrecht, incluido Luis Carlos Sarmiento Angulo.

La exigencia también se extendió a que Néstor Humberto Martínez renuncie a su cargo de Fiscal General de la Nación, por los diferentes escándalos en los que se ha visto involucrado, que evidenciarían su servicio a intereses privados y por lo que existe una insuficiencia de garantías en justicia (caso Santrich, Fiscal anticorrupción Gustavo Moreno, Odebrecht, abogado grupo AVAL y su permanente sabotaje a la implementación del Acuerdo de Paz). 

Se expuso la necesidad de interrogar hasta dónde estuvo implicada la transnacional Odebrecht en las campañas del Uribismo y el Santismo en las elecciones presidenciales de 2010 y 2014, y sobre los supuestos recursos que se habrían desviado hacia grupos paramilitares, lo cual presumía el propio Fiscal en los audios que se dieron a conocer por medios de comunicación.

El debate duró cerca de siete horas e incluyó la revelación de nuevas pruebas que agravarían la situación del Fiscal Néstor Humberto Martínez, pero se impidió nuestra participación cuando debíamos intervenir como citantes del Debate en una clara violación al reglamento del Congreso, ejecutada por el presidente encargado del Senado, Eduardo Pulgar. Finalmente gracias a los duros cuestionamientos, meses después el Fiscal renunció pero salió del país impune.