Al iniciar el proyecto de la Ruta del Cacao, las distintas comunidades afectadas por la obra se han articulado a los procesos de veeduría ciudadana, que en materia ambiental, actualmente solicitan la conservación del diseño original del proyecto, debido a que por parte del concesionario se han elevado solicitudes ante la ANLA para lograr realizar cambios en el trazado, que afectarían el nacimiento de 25 acuíferos subterráneos. Quienes además, exigen un Plan de indemnización o Plan Alternativo para la población vendedora afectada por la construcción del proyecto vial.

Dentro de sus exigencias, plantean el cumplimiento del Plan de Manejo de Residuos de excavación (Zodme), ya que están siendo vertidos hacia la Quebrada La Sorda, afectando de esta forma a las personas habitantes de las veredas de: El Líbano, Cano, Cristal, Lisboa, Centenario, entre otras. Desde nuestra curul apoyamos y acompañamos a estas comunidades hasta alcanzar una pronta solución a su problemática.