¿Dónde estás?… Tus pies te buscan

Escrito por  María Aureliana Buendía En memoria de Alfonso Cano (Ni perdón, ni olvido) El izquierdo no era tan resignado como el derecho, por eso llevaba tiempos convenciéndolo de buscar. Cómo puedes morir así sin dar la última -corrigió de inmediato, algo le decía...