Sobre muerte caballero

El Estado Mayor del Bloque Caribe de las FARC informa al pueblo de la Costa Norte de Colombia, al país  nacional y a los pueblos de nuestra América y el mundo, que  Caballero, el comandante insurgente amado por los pobres, y un puñado de sus heroicos guerrilleros, cayeron en combate cerca al Carmen de Bolívar, con la misma firmeza de revolucionarios cabales que los caracterizo siempre.

20 espartanos de las FARC han caído en los Montes de María  enfrentados a una jauría de 6.000 efectivos de las   fuerzas armadas del régimen narco-paramilitar de Uribe, con apoyo de tecnología militar suministrada por el gobierno de los  Estados Unidos, en una proporción de un guerrillero contra 300 adversarios, artillería pesada y aviación.

Honor y gloria a los valientes inmolados por la causa del  pueblo, a los que defendieron durante años a los campesinos del  Centro de Bolívar, de Sucre y los Montes de Maria, de esas hordas de asesinos del paramilitarismo de Estado encabezados por Mancuso, jorge 40, Diego Vecino, Chepe Barrera, la Gata y otros alias, amangualados con los «para- políticos Guerra Tulena y de la Espriella, el Gordo García, los Salvador Arana, los Miguel  Nule, Jairo Merlano, Eric Morris, Muriel Benito- Revollo, Salomón Feris, Dager Chadid, Visbal Martelo…, propiciadores del desplazamiento forzoso de la población campesina, que impusieron con la muerte y el terror el triunfo electoral del presidente Uribe.

Honor a los guerrilleros que enfrentaron a esos masacradores del pueblo como el paramilitar Rodrigo Cadena, que en la sola finca del Palmar descuartizo y enterró, bajo la protección de los  batallones de infantería de marina, a más de mil campesinos, o al narco- paramilitar Miky Ramírez que arrojaba vivas sus  víctimas a los caimanes de su hacienda el Hacha.

Se entiende que la rata de Chambacu, el Canciller Fernando Araujo Perdomo, sienta jubilo por la muerte en este lance de  Caballero y sus guerreros bolivarianos, porque el es cucaracha del mismo calabazo. Mientras el pueblo nos ame, nada nos detendrá. Nos llena de orgullo que  los nuestros hayan caído soñando en la Nueva Colombia, la patria grande y el  socialismo. Al pueblo del Caribe, a los familiares de los mártires, nuestras más sentidas condolencias. Honores en todos los campamentos a los guerrilleros caídos.

El ministro Santos puede ahorrarse sus amenazas contra las FARC. Es obvio que las partes contendientes en un conflicto social y armado, siempre se van a buscar. 

Con la certeza del libertador que nos dice que «los pueblos que han lidiado por la libertad, han derrotado al fin a sus tiranos», llamamos a nuestra gente del Caribe y al pueblo de Colombia, a perseverar en la lucha. En realidad Caballero no ha muerto, muy pronto lo volveremos a ver avanzando en las huestes guerrilleras de las FARC  desde los montes de María, en dirección a Barranquilla, Cartagena y Sincelejo a integrar con las organizaciones políticas y sociales del cambio, el Nuevo Gobierno Bolivariano que habrá de garantizarle al pueblo la mayor suma de felicidad posible.

Estado Mayor Bloque Caribe de las FARC-EP  montañas de Colombia, octubre 28 de 2007