Carta de Ricardo

Diciembre, 20 de 2004.

Combatientes Farianos: va fraterno, revolucionario y bolivariano saludo. Para todos una feliz navidad y un nuevo año de luchas y victorias.

Después de mi secuestro en Caracas, República Bolivariana de  Venezuela, regreso a nuestro país; no vencido sino con la frente en alto y muy orgulloso de pertenecer al ejército del pueblo, las invencibles FARC.

Se equivocan aquellos que creen que con los halagos de mucho dinero y nueva identidad personal y familiar, para darlo como salario de la traición, van a conseguir quebrantar la voluntad de lucha de los revolucionarios, para ellos todo nuestro desprecio y repugnancia.

Ahora tratan de chantajearnos con la extradición. Esos traidores arrodillados frente al gringo, desconocen que Antonio Nariño en su época fue extraditado a la metrópoli y que años mas tarde Bolívar y sus ejército de guerrilleros hicieron añicos el  imperio español en esta parte del mundo.

Ni Bush, ni Uribe, con sus regímenes fascistas, con sus noches  de terror, podrán detener las ansias de libertad que vibran  en los corazones de Colombia y América toda.

Aquí estamos con Simón y ese abrazo que nos dimos en la cárcel de Combita lo alargamos con nuestro brazo guerrillero, a todos ustedes, verdaderos gestores de la Nueva Colombia.

¡Contra la oligarquía por el pueblo, contra el imperialismo  por la patria !  

Bolivarianamente,  Att. Ricardo