1. Deploramos el fatal desenlace de la situación de los prisioneros en poder del bloque José maría Córdova, cuando las FARC-EP  ya habían designado sus voceros y existían propuestas para un acuerdo de canje o intercambio humanitario, siempre desatendidas por la soberbia y el odio de Uribe Vélez.
  2. Habíamos alertado al país y a la comunidad internacional de los planes que fraguaba la casa de Nariño para rescatar a sangre y fuego a los prisioneros, y de sus consecuencias y responsabilidades.
  3. En estas circunstancias, la responsabilidad plena de lo acontecido recae en el presidente Álvaro Uribe Vélez, que inspirado en sus arrebatos impulsivos, y sin ninguna consulta con los familiares de los prisioneros, resuelve lanzar sus tropas especiales en operación helitransportada intentar un rescate que no tenía posibilidades.
  4. Colombia entera debe reaccionar interponiéndose a las pretensiones de un fascista alucinado que la está conduciendo al abismo. Estado Mayor Bloque José María Córdova de las FARC-EP

Montañas de Colombia