Comunicado

Las FARC-EP informan a la opinión nacional e internacional, que el pasado 10 de noviembre del año en curso, se realizó una reunión con el alto comisionado para la paz Víctor G. Ricardo, la directora del Plante María Inés Restrepo y los cinco alcaldes de los municipios de La Macarena, La Uribe, Mesetas y Vistahermosa en el Meta y San Vicente del Caguán en el Caquetá, donde se acordó:

1. Las FARC-EP reconocerán y respetarán a los cinco alcaldes como únicas autoridades legítimas de los municipios.

2. Los señores alcaldes quedaron facultados para nombrar una policía cívica la que será responsable del orden público durante el despeje por 90 días.

3. Los integrantes de la policía cívica deberán ser  reconocidas personas  de la región que gocen de una incuestionable reputación dentro de la comunidad.

4. Los integrantes de la policía cívica ganarán el sueldo mínimo, se les dotará de armas cortas y uniformes especiales que les servirán de distintivo. El gobierno sufragará todos  estos gastos.

5. Se establece que todos los pasos que den las partes: gobierno-FARC-EP, deberán ser el resultado de la concertación. Toda medida unilateral carecerá de validez para la otra parte.

6. Ratificamos una vez más nuestra indeclinable voluntad de paz y seguiremos esperando el despeje de los cinco municipios tal cual como lo prometió el señor Presidente al pueblo colombiano, durante su campaña electoral.

Comisión de diálogos FARC-EP
Raúl Reyes, Joaquín Gómez, Fabián Ramírez

Montañas de Colombia, noviembre 12 de 1998.