Actualidad

Actualidad / Comunicados

Señor Kevin Whitaker, ¡respete la soberanía de Colombia!

Español
Autor: 
Consejo Político Nacional

Llama la atención el silencio y la actitud sumisa y complaciente del Gobierno Nacional,  frente a esa reiterada y grosera injerencia de un gobierno extranjero en los asuntos internos de nuestro país. 

El Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, firmado entre el estado colombiano  y las  FARC-EP, contiene una serie de medidas en materia de Justicia, entre ellas las  Garantías en Materia de No Extradición, para aquellos que se encuentren vinculados a este acuerdo de Paz. Este acuerdo en su momento fue plenamente e íntegramente respaldado por el Gobierno de los EEUU, quienes, con la anuencia del Gobierno Colombiano,  siguieron con detalle el proceso de conversaciones y participaron de manera activa en las consultas para la definición de Jurisdicción Especial Para la Paz.

El día 11 de abril del 2019, en entrevista realizada por la Emisora La W Radio, a Kevin Whitaker, embajador de Estados Unidos en Colombia, quien haciendo referencia a las recientes declaraciones del presidente Donald Trump, respecto a Colombia y el aumento de la producción de cultivos ilícitos, aseguró que en caso de  una   posible decisión de la JEP, que garantice la no extradición del señor Jesús Santrich:  “ otra cosa que no va a cambiar  en el caso de que se niegue la extradición del señor  SANTRICH, es que no va cambiar el hecho que tiene un indictment en los EEUU ,  lo vamos a buscar y lo vamos a capturar si o si, porque la justicia es implacable.” Esta prepotente  declaración  constituye una clara injerencia en la Soberanía Nacional y un desprecio al poder Judicial del país, además de irrespetar las normas del derecho interno e internacional  y en especial el principio de  doble incriminación y cosa Juzgada.

A las anteriores afirmaciones se suman las recientes denuncias realizadas por parte de integrantes del Congreso Colombiano quienes  acusaron al Embajador de los EEUU  de favorecer y presionar una postura por parte de los congresistas a favor de  las objeciones a la Jurisdicción Especial para la Paz, sumado a las presiones que también se han realizado a  la Corte Constitucional Colombiana y a integrantes de la Jurisdicción Especial para la Paz. Lo anterior constituye otra clara violación a la Soberanía Nacional, y el retorno a las épocas ya vividas por el país, donde el Virreinato de los EEUU, a cargo de su embajador, interfiere  en los aspectos más sensibles de la vida nacional. 

Los EEUU no son precisamente un ejemplo en el respeto y cumplimiento del derecho internacional y a la Justicia. Por el contrario, las recientes declaraciones del presidente Trump negándose a cumplir la legislación internacional sobre refugiados o su reciente retaliación contra la Fiscal de la  Corte Penal Internacional, CPI,  consistente en la suspensión de  visa para entrar en los EEUU, por el hecho de que se haya abierto una investigación en la Corte Internacional  por las graves violaciones a los derechos humanos y crímenes contra la humanidad  cometidas en Afganistán presuntamente por ciudadanos de EE.UU., constituyen un claro desprecio a las normas de convivencia de la Comunidad Internacional, y a la Justicia y  el Derecho Internacional.  

A los anteriores hechos se suman  la visible presencia en Colombia sin control alguno de personal de organismos de Seguridad de los Estados Unidos, quienes presuntamente realizan distintas operaciones encubiertas que no cuentan con autorización  judicial colombiana. Así podemos describir los recientes entrampamientos judiciales realizados en contra de la Jurisdicción Especial Para la Paz, y que pretendieron vincular nuevamente sin ningún éxito a nuestro compañero Jesús Santrich.

Llama la atención el silencio y la actitud sumisa y complaciente del Gobierno Nacional,  frente a esa reiterada y grosera injerencia de un gobierno extranjero en los asuntos internos de nuestro país. Por lo anterior, nuestra bancada en el Congreso, estará citando en los próximos días a un debate de control político al Canciller de la República, ante el incumplimiento de su deber de preservar y garantizar la autonomía e independencia Judicial frente a la potencia extranjera. Sus serviles silencios son elocuentes.

Hacemos un llamado a los funcionarios de la pasada administración de los EEUU que, respetuosa y constructivamente, participaron en la construcción de los acuerdos y la defensa de la Paz, a que se denuncie ante la respectiva autoridad competente en los EEUU, los continuos abusos y extralimitaciones en el cargo cometidas por el embajador Whitaker en Colombia.

 

CONSEJO POLÍTICO NACIONAL, FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN-FARC

 

Abril 12 de 2019

 

Añadir comentario

Siguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro newsletter