Actualidad

Actualidad / Nuestro Enfoque

Pensamientos vagos …

Español
Autor: 
Susan Johana Solano Ramírez

Pensamientos vagos … En pleno siglo XXI las mujeres solo somos símbolos, casi que de cualquier cosa. Somos símbolos sexuales, símbolos de sometimiento, símbolos de lucha, símbolos de empoderamiento, símbolos de masoquismo y de codependencia. La mujer empoderada es la mejor publicidad para una marca de calzado deportivo, la mujer sometida, masoquista y codependiente es el más grande ejemplo de machismo e inferioridad, esas mujeres atrozmente sometidas son la mejor excusa para empezar a empoderarse. Una mujer poderosa y empoderada es sinónimo de feminismo… Podría seguir y seguir… y nunca acabar, las mujeres hemos sido cosificadas, por nosotras mismas y por la sociedad. Lo mismo podríamos decir de los hombres… los hombres han sido cosificados por ellos mismos y por la sociedad. Ejemplos hay muchos, uno muy común en Colombia es ver como las mujeres no buscan un buen hombre que las ame, las valore, las respete, luche a su lado para salir adelante y así mismo las mujeres puedan corresponderle con el mismo comportamiento y sentir, sino que solo buscan a cualquier mequetrefe de quinta, que tenga dinero y pueda darles gusto y lujos… Ni siquiera les importa si el dinero es bien o mal habido. Entonces también el hombre ha sido cosificado ya que solo importa lo que devengue y no su humanidad como tal. Este tipo de situaciones llevan a pensar mil y mil cosas… podríamos buscar muchas causas … para el ejemplo de los hombres se podría decir que eso es una consecuencia de que el dinero se haya convertido en un “valor”, sí, así como se lee, un valor. Un valor como la sinceridad y la honestidad, en eso se ha convertido el dinero… La pregunta más obvia que podríamos hacernos es ¿y donde queda la humanidad? O ¿en que nos hemos convertido?... “solo somos objetos” he llegado a pensar, “los seres humanos estamos en peligro de extinción”, no hay quien nos salve … ¿podríamos las personas salvar a la humanidad? ¿Seríamos capaces de volver a ser seres humanos y sentir el dolor ajeno en lugar de ser indiferentes o sentir la alegría ajena en lugar de sentir envidia y rencor? ¿Qué le pasó a nuestra sociedad que se esta quedando sin humanos, pero se está sobre poblando tan solo de gente vacía y sin valor? Son tantas preguntas que al final me vuelvo loca y simplemente me alegro porque a pesar de que mi especie humana se está extinguiendo y está al borde de la desaparición yo sigo del lado humano y dejo en mi hija ese hermoso legado. Con la firme esperanza de que la humanidad recuperará el control de todo y la gente será mas poca que los humanos. 

Añadir comentario

Siguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro newsletter