Actualidad

Actualidad / Opinión

No rotundo a la pretensión de un nuevo incumplimiento de los acuerdos

Español

Estamos frente a un nuevo intento de incumplimiento manifiesto de los acuerdos por parte de sectores del Congreso.

Considerando las preocupantes noticias que resultan de las posturas de algunos de los ponentes y de sectores de las bancadas de los partidos del establecimiento en la Cámara de Representantes en el sentido de pretender modificar sustancialmente el espíritu y la letra del proyecto de acto legislativo mediante el cual se crean dieciséis (16) Circunscripciones Especiales Territoriales en la Cámara de Representantes, manifestamos que:

Eliminar la votación en las cabeceras de los 170 municipios que conforman las circunscripciones atenta contra el derecho político a elegir de lo/as habitantes de esos municipios;

Suprimir el derecho excepcional a elegir simultáneamente, tanto para las  circunscripciones especiales, como para la circunscripción ordinaria del respectivo departamento, afecta los propósitos de reparación frente a la exclusión y la sub-representación históricas y de ejercicio de justicia territorial frente a las víctimas del conflicto;

Detrás de esas pretensiones anunciadas de alteración del proyecto original de reforma se esconden objetivos politiqueros y mezquinos cálculos electorales, que buscan sin argumentos serios desconocer uno de los pilares de la democratización política convenida en La Habana;

Estamos frente a un nuevo intento de incumplimiento manifiesto de los acuerdos por parte de sectores del Congreso, que expresan con su postura equivocada una vez más su resistencia frente a las mínimas reformas.

Exhortamos, en consideración a lo anterior:

A las direcciones de los partidos políticos que afirman apoyar el proceso de paz, que asuman el compromiso de contribuir a sacar el proyecto adelante;

A la Cámara de Representantes a mostrar su disposición de abrir el paso a esta importante reforma para el bien de la democracia y de la población más afectada por el conflicto;

Al Gobierno nacional a hacer valer su palabra y responsabilidad;

A los múltiples procesos organizativos, a las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes que habitan los territorios de las circunscripciones, así como a los ciudadano/as de los centros urbanos, a rodear y defender la reforma en los términos en los que fue acordada, incluso a través de la movilización.

¡No rotundo a la pretensión de un nuevo incumplimiento de los acuerdos!
¡Sí a la mayor democracia y a la presencia de caras plebeyas en el Congreso!

 

Añadir comentario

Siguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro newsletter