Actualidad

Actualidad / Nuestro Enfoque

Mujeres que resistieron a la guerra, que persisten en la paz

Español
Autor: 
Sofía De la Hoz T.

                                                                   “Una acción que no transforma se queda en actividad”.

Emocionante ver y escuchar a mujeres como Gregoria María Arrieta  de tierra Alta Córdoba quien con brillo en sus ojos y en su  voz, asegura al auditorio en la Universidad de Los Andes,  en el marco del evento “La Paz en Pequeña Escala”, que los acuerdos de paz otorgaron a su territorio, una manera de visibilidad y fortalecer a las mujeres para organizarse y buscar avances en sus derechos, que por primera vez sienten que tienen representación política real, que como mujeres campesinas se han organizado alrededor de 170 de ellas en una asociación de 300 personas y que a pesar de las dificultades de la zona por los actores armados que resurgen, la expectativa de seguir avanzando se fortalece. O escuchar a Bibiana Peñaranda quien desde Buenaventura, con su voz de mujer negra, impulsa los liderazgos nómadas y construye, como lo dice ella:  “paz desde quienes somos en nuestra cotidianidad”.

Escuchar estas voces llenas de esperanza, fortalece el ánimo como bien lo expresa Laura, quien invita a abordar la paz y su construcción con alegría, habla como desde las mujeres Trans, entienden bien lo del conflicto porque es su cotidiano. Para ellas ir al médico es un conflicto, identificarse con cédula en mano es un conflicto, estar en espacios académicos en un conflicto, pero desde esta realidad le apuestan con ahínco a la paz.

Desde el público mujeres de la academia preguntan, cómo aportar a las regiones, a las comunidades, a las organizaciones sociales. Una de ellas propone que en cada espacio que se hable de paz, sea permanente que ex guerrilleras y exguerrilleros hablen, expresen sus propios relatos, aporten sus perspectivas y expectativas; todo esto después de escuchar a Jenny, exguerrillera que está ubicada en el eje cafetero, quien comparte su experiencia desde la participación política legal en este tiempo y la construcción del Feminismo Insurgente.

Este espacio de intercambio de saber y sentires, enriquece las formas de construir sociedad colectivamente, aportando a las mujeres y diversidades espacios para fortalecerse y es que definitivamente la paz se construye sin sexismos, sin racismos, sin exclusiones.

 

Añadir comentario

Siguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro newsletter