Actualidad

Actualidad / Opinión

Mi saludo de fin de año

Español
Autor: 
Walter Mendoza

Feliz navidad y feliz año para todo el pueblo colombiano.  


Deseando el próximo año sea de triunfos, luchas y movilizaciones para lograr la tan anhelada paz, con equidad y en democracia.

A mas de 2 años de la firma del Acuerdo Final entre las FARC-EP y el gobierno de Juan Manuel Santos, nada hay para resaltar en materia de cambios como estaba contemplado. Muchos funcionarios del gobierno y entidades, han agregado a sus diccionarios frases como “reincorporación temprana”, pero ha sido solo eso; como siempre pasa en este país, cambios desde las oficinas, desde la imaginación, y como política estatal, la muy posesionada demagogia, la burocracia, y todos esos vericuetos y entramados políticos, jurídicos, entrelazados con corrupción, mafias y paramilitarismo.

El presidente Duque fiel al legado uribista, es una marioneta más, preso de su partido, atado a directrices antidemocráticas. Su margen de maniobra es tan frágil, que solo le alcanza para tener una popularidad del 30% y con tendencia a bajar. Será otro de los gobiernos colombianos que pasará a la historia, como inepto e incapaz sin nada que mostrar, sin ninguna visión de país, llevando a sus espaldas la filosofía uribista que tanto daño le ha hecho a nuestra patria.

Presidente Duque; lo mejor que le puede pasar es deslindarse del uribismo, para bien de su imagen, y las muy desprestigiadas instituciones colombianas.

Para decir verdad, no parece que se hubiera firmado un Acuerdo de Paz, entre la guerrilla más antigua del mundo y el gobierno nacional. Lo que hasta el momento hay, es por seriedad, responsabilidad, política y moral, de los combatientes por la paz y el pueblo colombiano, líderes y lideresas sociales, que seguimos creyendo en la paz, y en una Colombia nueva con justicia social.

Camaradas:  por Colombia, por la paz, por la alegría de todos los niños de Colombia y el mundo… Les mando un extensivo saludo revolucionario a: los camaradas Jesús Santrich, Simón Trinidad, Sonia y a los mas de 400 compañeros, hombres y mujeres que aún siguen privados de su libertad, a nuestros lisiados, a nuestros enfermos, para ellos toda nuestra solidaridad, nuestro cariño, nuestro aprecio, sabemos de su moral de acero e inquebrantable voluntad de lucha. Seguimos enfrentados a un régimen oligárquico, de los m{as, sanguinarios y traidores del continente…

Salud, para todas y todos queridos camaradas, de sur a norte, de oriente a occidente.

 

 

 

 

 

 

 

Añadir comentario

Siguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro newsletter