Actualidad

Actualidad / Nuestro Enfoque

Las mujeres que luchamos por la Paz decimos: “Hands Off Venezuela, No a la intervención imperialista en la nación hermana”!

Español
Autor: 
Comisiones de Mujer, Género y Diversidad Valle y Cali

Bajo la inminente amenaza de intervención imperialista estadunidense en territorio venezolano, con la ayuda y complicidad del gobierno oligárquico de Iván Duque, hoy más que nunca toda expresión de solidaridad con la hermana Venezuela es de extrema importancia.

Con la nueva reconfiguración de la acumulación capitalista, producto de la crisis estructural del capitalismo que inició el 2007-08 y sigue en desarrollo, Estados Unidos de América del Norte, en una actitud desesperada por mantener su dominio económico-político-ideológico-cultural en su zona geoestratégica de reservas (América Latina y el Caribe), amenaza con, bajo el pretexto de ayuda humanitaria, derrumbar el gobierno de Nicolás Maduro y poner su títere Juan Guaidó en la presidencia, en contra de la voluntad  soberana del pueblo que lo eligió en elecciones constitucionales legítimas.

Venezuela, más allá de ser un país con recursos naturales estratégicos para el desarrollo capitalista, representa hoy en Latinoamérica la posibilidad de una alternativa societaria que pone la vida y la humanidad en el centro y no el lucro. El proceso de la Revolución Bolivariana, con todas sus dificultades y contradicciones, ha brindado al pueblo venezolano la posibilidad de vislumbrar su definitiva independencia, autodeterminación y soberanía. El proceso de la Revolución Bonita, que empieza con el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías y hoy se lleva a cabo con el Presidente Obrero Nicolás Maduro Moros, nos muestra que, como dijo el Libertador Simón Bolívar: "La libertad del nuevo mundo, es la esperanza del universo".

La Revolución Bolivariana, que se apellida feminista, reconociendo y asumiendo la lucha histórica de los movimientos de mujeres en Venezuela, ha asumido el tema de la mujer como central en su visibilización política. Además de la participación real y el protagonismo que muchas mujeres desempeñan en los espacios institucionales y en los no institucionales, hace alusión a que la mujer es el núcleo duro de la base social que impulsa los procesos bolivarianos. A partir de las conquistas plasmadas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, se pasa a incorporar la utilización de un lenguaje inclusivo y no sexista; el reconocimiento del trabajo de las amas de casa como un trabajo que genera valor y riqueza para el país y cuya seguridad social debe ser reconocida; se confiere el rango constitucional a los tratados suscritos por la Nación en materia de Derechos Humanos, como la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer; se reconoce la protección a la maternidad y a la familia, el Parto Humanizado pasa a ser política pública, se realiza una norma oficial para la atención integral de la salud sexual y reproductiva, entre otras. En el ámbito legislativo, una de las conquistas más significativas es la Ley Orgánica del Trabajo, las Trabajadoras y los Trabajadores, en la cual se lograron aspectos concretos, como la extensión del posnatal; la inamovilidad laboral para los padres; la inamovilidad permanente para padres y madres de personas con discapacidad con alto nivel de dependencia; por primera vez se incorpora el tema del abuso sexual en el trabajo. Otra conquista legislativa importante es La Ley Orgánica para el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (2007),que reconoce 19 formas de violencia y que además recientemente (2014), incorpora el feminicidio y la inducción al suicidio. Todo eso ha permitido un avance de un conjunto de políticas públicas en la administración de justicia, así como ha empezado a configurarse tribunales especializados y fiscalías especializadas, también procesos formativos a las y los administradores de justicia en diversas instancias. Aunque sepamos que enunciar el tema y crear mecanismos no necesariamente se traduce automáticamente en la puesta en práctica de acciones concretas, que impliquen un mejoramiento en la vida de las mujeres, vemos con mucha relevancia, importancia y necesidad el salto cualitativo que ha dado Venezuela en los derechos de las mujeres trabajadoras, principalmente en tiempos de resistencia a la ola neoconservadora y neofascista que se está dando en la región.

Así que, independientemente de las diferencias que los grupos de la izquierda tengamos con el gobierno bolivariano de Venezuela, debemos posicionarnos en todos los lugares en contra de la guerra, por la Paz con Justicia Social e Igualdad. Venezuela es resistencia! Venezuela es Revolución!

Y, en Colombia, donde hay un gobierno apátrida, lacayo del imperialismo, pero un pueblo con ansia de paz y justicia social, urge la movilización social en todas las regiones que en voz alta griten que Colombia ya no es un territorio de guerra, sino de paz y que los yankees no cuentan con nosotras y nosotros para sus planes criminales, porque aquí hay un pueblo que se respeta y que ha decidido por el camino de la paz con justicia social.

Alcemos nuestras voces en solidaridad a Venezuela!

Yankees go home! Hands off Venezuela!

Para la Paz todo, para la Guerra Nada!

Venceremos!

 

 

 

Añadir comentario

Siguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro newsletter