Actualidad

Actualidad / Nuestro Enfoque

La JEP y los derechos de las mujeres

Español
Autor: 
Comisión Mujer, Género y Diversidad de Cali y Valle del Cauca

El presidente Iván Duque, en una alocución televisada el 10 de marzo, anunció su decisión de objetar seis de los 159 artículos que componen la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) —instrumento estructural y de suma importancia para la implementación del Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y las FARC-EP (hoy Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común) —,inviabilizando su funcionamiento y alejando la sociedad colombiana, que ha sufrido con la guerra, de avanzar en el proceso de paz con justicia social.

El Acuerdo de Paz reconoce y admite que la guerra ha golpeado a las mujeres de maneras diferenciadas, lo que implica medidas que atiendan nuestras necesidades y que fueron establecidas en el marco del Acuerdo Final. En lo relacionado con el enfoque diferenciado de género, el funcionamiento de la JEP debería atender a las necesidades de las víctimas mujeres, niñas y niños, quienes han sufrido violaciones de derechos humanos en ocasión de la guerra, reconociendo las medidas de reparación y restauración, el sufrimiento especial de las mujeres, y la importancia de su participación activa y equitativa en la JEP.

De acuerdo al articulado en lo relacionado con violencia sexual, la JEP les garantizará a las víctimas, el deber de debida diligencia, el derecho a la intimidad, debiendo abstenerse, en especial, de realizar prácticas de pruebas que impliquen una intromisión irrazonable, innecesaria y desproporcionada de su vida íntima, logrando atención integral y plena justicia para las mujeres colombianas violentadas.

En el contexto actual de pos-acuerdo, la JEP trae consigo retos importantes para la garantía de los derechos de las mujeres excombatientes y exige un escenario para desarrollar un litigio de alto impacto, que garantice  el derecho a la defensa y el debido proceso, para subvertir estereotipos que limitan y enajenan a las mujeres del acceso a la justicia, logrando acercar la verdad judicial a las vivencias, experiencias y necesidades de las mujeres, esto en seguimiento a la Recomendación General 33 del Comité de la CEDAW sobre el acceso de las mujeres a la justicia.

Lo anterior debe conllevar al reconocimiento del estatus de ciudadanía de las mujeres exguerrilleras y su acción política de cara al acceso a la justicia, ampliando el escenario jurídico a otros papeles y lugares ocupados por las mujeres en el marco del conflicto armado. Esta línea tiene el objetivo de garantizar el derecho a la defensa y al debido proceso de las mujeres ex-guerrilleras que sean requeridas ante la JEP y demás instancias, así como de defensa judicial de mujeres exguerrilleras en proceso de justicia transicional, acompañamiento a mujeres que están en reclusión intramural , representación de mujeres excombatientes víctimas de violencia ejercida por el Estado, apuntando a eliminar las barreras y obstáculos para el acceso a derechos fundamentales, en el tránsito a la vida civil de las mujeres guerrilleras.

Frente a las objeciones del presidente Duque y la arremetida en contra del Acuerdo de Paz, llamamos a todas las organizaciones progresistas, a los amigos y amigas y simpatizantes que participen del plantón en la Plazoleta de San Francisco, este miércoles, 13 de marzo, a las 5 pm, para denunciar los incumplimientos por parte del gobierno y defender el proceso de Paz.

13 de marzo de 2019

Añadir comentario

Siguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro newsletter