Actualidad

Actualidad / Nuestro Enfoque

Despatriarcalizar las organizaciones… y la militancia

Español
Autor: 
Comuna Feminista Ivonne Ríos

El patriarcado es un sistema de poder donde lo masculino es el centro en el que históricamente se han desarrollado las relaciones sociales, la cultura, las instituciones, el sistema económico y político, incluso, en el ámbito público y privado está profundamente arraigado. Ni siquiera las personas que le apuestan a otros mundos posibles, están exentas de naturalizar y reproducir las prácticas machistas. Esta es una realidad que en lugar de ocultarse, debe ser parte de los debates y reflexiones cotidianas al interior de nuestras organizaciones, para desarrollar propuestas y acciones contundentes con el fin de transformar inicialmente nuestro plano organizativo.

No puede seguir ocurriendo que las mujeres y las expresiones de género contra hegemónicas debamos retirarnos de las organizaciones, al ser silenciadas o subestimadas por poner sobre la mesa la necesidad de incorporar el enfoque de género y el feminismo como ejes transversales en las luchas y reivindicaciones sociales. De igual forma ocurre al denunciar las prácticas machistas y Violencias Basadas en Género (VBG) que existen en escenarios políticos y ámbitos privados de quienes militan y se organizan. En lugar de obviar estas discusiones, se debe comprender integralmente las expresiones de machismo que se naturalizan dentro de las organizaciones y es deber de la militancia revolucionaria cuestionar todas las formas de dominación, discriminación y opresión existentes en su interior o en los espacios en los cuales realiza su incidencia política.

A la par de reconocer las prácticas machistas y escuchar a quienes denuncian las violencias, es necesario generar espacios donde colectiva y pedagógicamente se construya una propuesta de política de género, que contemple este tema como un eje trasversal de la formación de toda la militancia de las organizaciones políticas y sociales. A su vez, se deben diseñar rutas de atención a las que puedan acceder quienes sean víctimas de (VBG) y sobre todo, brindar herramientas de prevención, pues lo fundamental es evitar que éstas se presenten.

Ante las denuncias, que lastimosamente son cada vez mayores en los diferentes procesos organizativos, queda un sin sabor sobre la falta de respuesta y atención rápida a estos casos, que muchas veces revictimizan y generan juicios de valor hacia la misma víctima, replicando las falencias de una justicia punitiva, estatal y patriarcal. Debemos pensarnos formas distintas de justicia y reparación, como se propuso en los Acuerdos de Paz, que no sea punitiva y vulnere a la víctima, sino que por el contrario repare, atienda, escuche y eduque; esto debe ser parte fundamental en una propuesta integral de género feminista al interior de las organizaciones.

Así mismo, hablar y practicar el autocuidado y el co-cuidado entre las militancias como un acto político, de responsabilidad y amor revolucionario, donde no solo nos veamos como sujetos que se organizan, debaten, se movilizan, sino también como personas que sienten, tienen vidas y preocupaciones personales, amores y desamores. Es para nosotras muy importante comprender que en la medida en que estas se atiendan, seremos personas más integras y consecuentes con nuestro actuar como militantes, seremos conscientes de que lo personal también es político y que ciertas prácticas y dinámicas discriminativas no pueden ser parte de las organizaciones sociales y políticas.

Hablar de VBG al interior de las organizaciones en ningún momento pretende olvidar o marginar otras banderas fundamentales de nuestra lucha como feministas insurgentes, por el contrario, buscan que nuestros procesos y organizaciones avancen en la despatriarcalización de sus militantes y de los espacios que habitamos, pues entendemos que el patriarcado va íntimamente ligado al capitalismo y que construir espacios organizativos libres de machismo son una victoria para todas y todos contra la fascista realidad que se esparce en el mundo.

 

 

Añadir comentario

Siguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro newsletter