Actualidad

Actualidad / Comunicados

Carta al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

Español
Autor: 
Consejo Político Nacional

"Asumimos desde hoy mismo el mandato que, como fuerza antes armada, nos comprometimos a adelantar como partido político en paz y democracia. No ahorraremos esfuerzos al adelantar nuestro cometido. Invitamos al gobierno nacional a atender esta obligación, también suya" 

Bogotá DC. República de Colombia, 11 de febrero de 2019

Señor Anatolio Ndong Mba, Presidente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Embajador de la República de Guinea Ecuatorial Organización de las Naciones Unidas Nueva York, Estados Unidos de América

De nuestra consideración. Nos dirigimos a usted, y por su conducto a los demás miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, señores embajadores del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, de la República de Francia, de los Estados Unidos de América, de la República Popular China, de la Federación de Rusia, de la República Federal de Alemania, del Reino de Bélgica, de la República de Costa de Marfil, de la República de Indonesia, del Estado de Kuwait, de la República de Perú, de la República de Polonia, de la República Dominicana, y de la República de Sudáfrica, con el ánimo de congratularlos y de manifestar nuestra satisfacción por haber reiterado ustedes su “completo y unánime apoyo al proceso de paz en Colombia” y haber compartido “la valoración del Secretario General contenida en su Informe del 26 de diciembre de 2018 sobre el trabajo de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas” en nuestro país (Comunicado de Prensa del Consejo de Seguridad, Nueva York, 24 de enero de 2019).

Igualmente hemos recibido con entusiasmo el hecho de que de la misma manera hayan resaltado “la oportunidad crítica para consolidar la paz” y hayan reiterado una vez más “la importancia del fin del conflicto armado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP)”.

Todo lo incluido y observado por ustedes -temas recogidos y subrayados por el mencionado comunicado oficial-, nos compromete aún más con la paz de nuestra patria. Compartimos su “gran preocupación por el patrón persistente de asesinatos de líderes sociales y comunitarios, con siete casos de asesinatos de líderes verificados desde el 1 de enero 2019”. Coincidimos con la importancia invocada por ustedes de haberse convocado “la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad establecida en el Acuerdo de Paz”, y también acogemos como propia su inconformidad “sobre la continuación de asesinatos de ex miembros de las antiguas FARC-EP”. Sin duda esta última manifestación la recibimos con total complacencia pues es precisamente de nuestras filas de donde salen las víctimas. Aprovechamos este aparte para manifestar nuestra preocupación y condena de la matanza sistemática de líderes sociales ocurrida desde la firma misma de los Acuerdos de la Habana, y sea la oportunidad para agradecerles a ustedes su llamado a que se respete “plenamente la independencia y la autonomía de la Jurisdicción Especial para la Paz”, y su respaldo y apoyo a la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, “cuyo papel es esencial para el establecimiento de la verdad y la reconciliación”. Subrayamos, con el ánimo de resaltarlo ante la opinión pública local y mundial, su reafirmación del “compromiso de los miembros del Consejo de Seguridad” (…), de “trabajar con Colombia para avanzar en la implementación del Acuerdo de Paz”.

Así las cosas, y manifestado todo lo anterior, como movimiento político surgido del tránsito de las FARC-EP a la actividad política legal (así lo indica el punto mencionado a continuación), queremos comprometernos ante ustedes, pidiendo su permanente vigilancia, a iniciar la obligatoria implementación del punto 3.4.2 del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de Una Paz Estable y Duradera (Estado de la República de Colombia-FARC-EP), que reposa en el Consejo de Seguridad como documento oficial suyo. Se trata de poner en marcha el Pacto Político Nacional contra la violencia, para lo cual, “desde las regiones”, invitaremos “a los partidos y movimientos políticos, [a] los gremios, las fuerzas vivas de la nación, la sociedad organizada y las comunidades en los territorios, sindicatos, el Consejo Nacional Gremial y los diferentes gremios económicos, los propietarios y directivos de los medios de comunicación, las iglesias, confesiones religiosas, organizaciones basadas en la fe y organizaciones del sector religioso, la academia e instituciones educativas, las organizaciones de mujeres y de población LGBTI, de personas en condición de discapacidad, jóvenes, los pueblos y comunidades étnicas, las organizaciones de víctimas y de defensoras y defensores de derechos humanos y las demás organizaciones sociales” a construir paz, a rechazar la violencia y a suscribir documentos de compromiso en tal sentido. Asumimos desde hoy mismo el mandato que, como fuerza antes armada, nos comprometimos a adelantar como partido político en paz y democracia. No ahorraremos esfuerzos al adelantar nuestro cometido. Invitamos al gobierno nacional a atender esta obligación, también suya. Sin embargo, con él o sin él, por haber plasmado nuestra firma en los llamados Acuerdos de La Habana, con fe y la esperanza de hacer de Colombia un país en paz, más grande, justo y libre, procedemos de inmediato a convertir en realidad el citado punto 3.4.2. de los Acuerdos que ustedes, para bien de Colombia, han sabido honrar.

Con toda atención y consideración.
C.c Señor, doctor Iván Duque Márquez
Presidente de la República de Colombia

 

Consejo Político Nacional, Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común
FARC

Añadir comentario

Siguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro newsletter