Actualidad

Actualidad / Comunicados

¡Presidente Trump, saque sus garras de Venezuela!

Español
Autor: 
Consejo Político Nacional

"Sólo el diálogo, sobre la base del respeto a la Constitución Bolivariana y la institucionalidad legítima, puede detener la amenaza de una guerra irracional en Venezuela, que aunque no lo parezca, terminará afectando a nuestro país mucho más de lo calculado por los irresponsables que promueven" 

Continúa la escalada guerrerista contra el pueblo y el Gobierno legítimo de la hermana República Bolivariana de Venezuela. Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, afirma tener todas las opciones sobre la mesa, incluida la intervención militar, para derrotar al que llama tirano Nicolás Maduro. Todo el mundo sabe que su verdadero objetivo es apoderarse de las riquezas que posee la patria de Bolívar.    

La historia enseña que las invasiones del imperio de los EE.UU., no son para mejorar las condiciones de la democracia, combatir la miseria, establecer relaciones comerciales mediante un intercambio en igualdad de condiciones y beneficio mutuo, ni mucho menos, para consolidar las instituciones del Estado o los poderes de la nación.

Irak, Libia, Siria, Yemen, entre tantos otros. Cuántos países destruidos, cuántos pueblos masacrados, cuanta miseria expandida. Trump, el Pentágono, el asesor John Bolton, en descarada complicidad con Bolsonaro en Brasil, Duque en Colombia, Piñera en Chile, Luis Almagro en la OEA, se valen del advenedizo Juan Guaidó y otro puñado de apátridas, para echar adelante sus planes nefastos de intervención militar en la nación hermana.

Una guerra contra la República Bolivariana de Venezuela, sumirá al país en un caos creciente, generando el desastre humanitario que usarán los invasores como pretexto para profundizar la intervención militar, cuyo real fin es asaltar y robar al pueblo venezolano las inmensas riquezas que tiene, petróleo, oro, agua, uranio, coltán, etc.

Un asesor de Trump admitió que el objetivo de la invasión era crear las condiciones para que las empresas de EE.UU produzcan el petróleo en Venezuela. El mismo Bolton tuvo un afortunado descuido, pues sin querer, dio a conocer un dato revelador en torno a la participación del gobierno colombiano en los planes contra Venezuela.

El plan injerencista cuenta con las más grandes corporaciones mundiales de las comunicaciones. Ante su avalancha desinformativa vale recordar la frase tantas veces adjudicada a Don Quijote, “Ladran Sancho, señal que cabalgamos”. Los colombianos no podemos permitir que con base en una abrumadora campaña de mentiras, nuestro país sea convertido por el actual gobierno, en plataforma de guerra contra un país hermano.

Acabamos de salir de un cruento conflicto armado de medio siglo. Nos corresponde dedicar nuestras energías a la implementación del Acuerdo Final suscrito en el Teatro Colón el 24 de noviembre de 2016. Tenemos demasiados problemas aquí, crímenes sistemáticos contra líderes sociales, corrupción desbocada, otra guerra interna en ciernes, como para ocuparse del vecindario y olvidar la atención a nuestra dura realidad nacional.

Sólo el diálogo, sobre la base del respeto a la Constitución Bolivariana y la institucionalidad legítima, puede detener la amenaza de una guerra irracional en Venezuela, que aunque no lo parezca, terminará afectando a nuestro país mucho más de lo calculado por los irresponsables que promueven. Que a nadie se le ocurra pensar que será un asunto de una semana.

Es conocida la inmensa voluntad del gobierno presidido por Nicolás Maduro Moros, de aclimatar junto con el pueblo, unas condiciones de vida cimentadas en un ambiente de paz, para dirimir las divergencias internas haciendo uso del diálogo franco y constructivo.  Difícil encontrar otro país en donde el voto soberano del pueblo haya sido convertido en la lámpara, para avanzar por la vía electoral hacia la consolidación de la soberanía, la autodeterminación y la solidaridad con los pueblos hermanos de América Latina, El Caribe y el mundo.

Por fortuna Venezuela no está sola. Los revolucionarios, los demócratas, las mentes progresistas del continente, sus pueblos, están con su gobierno legítimo en contra del usurpador Guaidó y los planes de Trump. Un soldado norteamericano en la patria de Bolívar, o una intervención de cualquier país vecino en ella, despertará el más impresionante rechazo en toda Nuestra América. Bolívar y Chávez viven. Es imposible vencerlos.

¡Presidente Trump, saque sus garras de Venezuela! ¡Estamos con Maduro y su pueblo!

 

CONSEJO POLÍTICO NACIONAL

FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN FARC

Bogotá, 30 de enero de 2019.

Añadir comentario

Siguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro newsletter